jueves, 14 de septiembre de 2017

Iniciativa ¿Real? Real

¡Buenas! Hoy os traigo la entrada del mes para la iniciativa ¿Real? Real


Esta vez tenemos que hablar de vampiros. No se si lo he dicho alguna vez, pero no soy muy fan de estas criaturas, sino que me gustan mucho más los hombres lobo, así que esta entrada ha supuesto un pequeño reto para mí.
La idea de este mes ha sido hablar de la evolución de los vampiros en la literatura a lo largo del tiempo.

Tengo que decir que sólo he leído Crepúsculo y, si cuenta como novelas de vampiros, la saga de Cazadores de sombras.
En estas historias, nos encontramos vampiros guapos, fuertes, que se alimentan de sangre animal y con alguna habilidad especial, (ATENCIÓN SPOILER) como leer la mente o poder exponerse a la luz del sol (FIN DEL SPOILER).

Lo cierto es que esta clase de vampiros no son las criaturas que cabría esperar cuando uno piensa en ellas, ya que no dan mucho miedo (aunque tengo que decir que, en Cazadores de sombras, el momento de la conversión me dio un poco de
yuyu), no viven en castillos aislados, etc. Además, se sienten culpables cuando atacan a una víctima humana.

Sin embargo, Drácula, el vampiro "clásico" por excelencia no es así para nada. Antes de hablar de él, quiero agradecer a Lidia, del bog On top of the world, que me ha resumido perfectamente al personaje y me ha ahorrado leer el libro (algún día lo haré, lo prometo). No sé cómo lo hace, pero siempre me salva la vida.
Drácula presenta varios elementos típicos de los vampiros (o, al menos, de la idea que tenemos de ellos): las marcas de la mordedura, no se refleja en los espejos, no puede salir a la luz del sol...
Además, Drácula escoge víctimas humanas y les hace perder fuerza y vitalidad cada día que pasa.

Con este mini resumen, para mí queda claro que los vampiros han pasado de seres aterradores a criaturas sexys dispuestos a todo por la chica/sus amigos/quien sea, y que han perdido buena parte de su esencia.
Creo que esto ha venido influenciado por los estándares actuales de la literatura juvenil (sabéis que yo defiendo a muerte la literatura juvenil y que no lo digo a malas), que normalmente se basa en un hombre misterioso con un pasado desconocido que salva a la chica.

Como todo, los vampiros han evolucionado, aunque no sé si considerar que esta evolución es buena o mala.
¿Vosotros qué pensáis?

14 comentarios:

  1. Hola.
    Mira que no me había percatado de ello jajaj y llevas toda la razón.La cosa está tan, tan que ya uno quiere hasta a uno en su vida cuando se supone que son seres aterradores y tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto jaja yo creo que todo adolescente ha querido un vampiro en su vida
      Besoos

      Eliminar
  2. muy buena entrada! la verdad no lei Dracula asi que no sabia todo eso que relataste. Espero poder leerlo algun dia ya que como dijiste, es un clasico por excelencia.

    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo he leído jaja pero espero hacerlo en breves...
      Besoos

      Eliminar
  3. Hola! Me gustan los personajes vampirescos de Crépusculo, pero para ser sincera (ya que tu entrada se llama real-real) no los considero tanto como vampiros... bueno creo que el estereotipo de vampiro sexy y un amante dispuesto a todo ha roto con la leyenda. En Drácula se hace un trabajo de recopilación del mito del vampiro y se le da un nombre, un personaje, es un libro de terror, finalmente ficción, pero documentado en leyendas que la sociedad tenía en relación con estas criaturas... en la literatura actual estas leyendas se han ido por la coladera, dejando sólo la inmortalidad... pasando a ser considerados, millonarios, muy guapos, de nobles sentimientos, etc. No tengo nada en contra de los vampiros de las novelas juveniles (ni quiero menospreciarlos), lo que quiero dar a entender es que no les encuentro mucha relación, ¿quizá sean dos tipos de criaturas diferentes? o estilos diferentes de escritura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, yo creo que es eso, que son diferentes...
      Un besoo

      Eliminar
  4. ¡Holi!
    A mi me apasionan los vampiros y la verdad, es verdad que han perdido su esencia...Antes daban más miedo...ahora lo más seguro es que nos pondríamos en primera línea para ser mordidas antes que nadie jajajajaj Pero así todo me encantan los vampiros *-*
    Un besitoo<3 Por cierto, tienes una nueva seguidora <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me entusiasman demasiado, pero aun así puede verse esa evolución...
      ¡Gracias por seguirme!
      Besoos

      Eliminar
  5. ¡Hola!

    Ya se ve que me gusta ayudar xD. Pues sí, los vampiros no tienen la misma fama que antiguamente (Bram Stoker se debe estar revolviendo en su tumba...)
    Vampiros que brillan, vegetarianos... nos hace preguntarnos si queda algo del antiguo Dracula.
    Aunque también se debe pensar que los tiempos cambias, las leyendas también. El genero de vampiros se está renovando y este es el resultado que está saliendo.

    Debo decir que una de mis ideas como escritora es hacer una novela sobre vampiros (a mi manera por supuesto) y ya te digo, no tiene nada que ver con Dracula (por desgracia xD)

    Un saludo!
    Lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con los vampiros no puedo jaja es terrible, y escribir sobre ellos se me haría complicado...
      Besoos :)

      Eliminar
  6. Amo los vampiros en todas sus etapas, no puedo evitarloJAJA

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    lo único que he leído de vampiros fue Crepúsculo y siento que debo ampliar mas mis horizontes jajajaja. Buena entrada me ha gustado y otra cosa mas es que no me he leído dracula pero si me he visto algunas pelis sobre este vampiro.
    Saludos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa exactamente lo mismo jaja yo también tengo que leer Drácula...
      Un besoo

      Eliminar