martes, 27 de diciembre de 2016

Carta a mi yo del futuro

Con la llegada del nuevo año, he decidido ponerme melancólica y escribir mi carta a la Sara del futuro. La verdad es que estoy un poco nerviosa por publicar algo tan personal en el blog, pero aun así era algo que quería hacer antes o después. Espero que os guste :)

Querida Sara:

Sé que, si haces un balance general, te dará la impresión de que 2016 no ha sido uno de los mejores años de tu vida. 
Ha habido cosas buenas, por supuesto; has conseguido hacer cosas que creías imposibles o dabas por perdidas, y te has dado cuenta de quién de los que te rodea merece realmente la pena. Pero sé que, si en algún momento vuelves la vista atrás, te dará la sensación de que las cosas malas superan todo eso. Tú y tu naturaleza siempre pesimista.

Sin embargo estoy segura de que, con el tiempo, verás todo eso como una enseñanza. Porque sí, aunque cuando estás en medio de una mala racha lo ves todo negro, de lo malo también se aprende. Y se sale más fuerte.
De este año, quédate con eso. Quédate también con la gente nueva que has descubierto y que ha pasado a ser importante para ti, más incluso de lo que pensabas, y con los que siempre han estado a tu lado y que has redescubierto como personas increíbles.
Cuida los pequeños detalles; son los que hacen felices a los que quieres, y los que te hacen feliz a ti.
Esfuérzate en lo que haces, y haz lo que amas. Aunque lleve trabajo, agobios, noches sin dormir o falta de creatividad, eso también te hace feliz.
Impón tus criterios; no siempre tienes que dejarte llevar por las opiniones del resto, o por el qué dirán. Tú también eres importante. No pases por el mundo de puntillas.
Y, sobre todo, recuerda: lo malo no siempre lo es tanto como parece.

Con cariño.
la Sara de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada